Los mejores remedios caseros contra las uñas amarillentas

El tabaco, el mal uso de esmaltes de uñas o incluso los problemas internos pueden provocar uñas amarillas, si tienes las uñas amarillas estos remedios caseros te ayudarán a blanquear las uñas para que luzcan hermosas.

Ajo y limón

Compra un esmalte transparente y vacía un poco de su contenido, luego añade un diente de ajo picado y unas gotas de limón, deja reposar por una semana y aplica una capa al día, durante dos semanas, hasta notar los resultados.

Recuerda que ColorGie tiene un tratamiento específico con ajo y limón que es muy eficaz y listo para usar, el cuál además endurece las uñas y el específico antiamarillento

Vinagre blanco

Una forma sencilla y eficaz de blanquear las uñas es sumergirlas durante 5 minutos, las uñas en vinagre blanco, ya que el vinagre es un poco fuerte repite este remedios cada tres o dos días para empezar a notar resultados.

Aloe Vera

El aloe vera es famoso por sus múltiples usos y propiedades, uno de ellos es ayudar a que tus uñas se mantengan blancas y fuertes; sólo tienes que  frotar tus uñas con el gel del interior de las hojas de esta planta, dos o tres veces al día.

Agua Oxigenada

El agua oxigenada se puede usar para múltiples cosas, uno de sus usos es para blanquear las uñas, sólo tienes que dejarlas 10 minutos en remojo, mezclando una cucharada de agua oxigenada en 1/4 de agua caliente. 

Leche y Limón

Introduce las uñas en jugo de limon y deja actuar de 5 a 0 minutos, transcurrido ese tiempo enjuágalas y sumérgelas en leche durante 5 minutos más, este remedio lo puedes realizar a diario hasta lograr su blanqueamiento total.

Aceite de Olivo.

Coloca en un recipiente aceite de oliva tibio y el jugo de un limón, sumerge las uñas durante 10 a 15 minutos y seca con un papel, no enjuagues y deja actuar por más tiempo, con este remedio no sólo blanquearás las uñas amarillas sino también les darás fortaleza y brillo.

Limón y Sal

Necesitarás cortar un gajo de limón y frotarlo por la superficie de todas las uñas, dejándolo actuar alrededor de cinco minutos y enjuagándolo después con agua. Después de esto, llena un recipiente con agua caliente con sal, sumerge tus manos en ella durante diez minutos.

Exfoliación

Durante la ducha, frota tus uñas con una esponja vegetal, repitiendo esta exfoliación a diario,  retirarás los restos de células muertas de las uñas que pueden causan las uñas amarillas, no talles muy fuerte ya que se pueden dañar las uñas.