Remedios caseros para blanquear las uñas

Es muy común que las uñas que no se han cuidado se amarillenten. Te damos algunos tips para devolverles su color natural

Limón

El limón es uno de los productos que puede ayudarte a blanquear tus uñas para que recuperen su tono inicial.

  1. Vierte en un recipiente una taza de zumo de limón y otra taza de agua.
  2. Pon a remojar tus uñas en la mezcla durante 15 minutos. Para que las uñas vayan cogiendo el color original, repite esta operación dos veces por semana.
  3. Para obtener mejores resultados, usa la cáscara de limón para frotarla sobre tus uñas
  4. Enjuaga con abundante agua.

 Bicarbonato

Otro producto que nos ayudará a blanquear nuestras uñas es el bicarbonato. Se trata de un producto que es en sí un blanqueador natural.

  1. Pon en un recipiente media taza de agua y media de bicarbonato.
  2. Después frota la mezcla resultante por tus uñas, y déjalas reposar durante 30 minutos.
  3. Enjuaga con agua tibia.

 Pasta de dientes

La pasta de dientes es otro aliado para blanquear las uñas.

  1. Utiliza un cepillo de dientes viejo, con un poco de pasta de dientes y cepilla aquellas zonas que tengas más amarillas.
  2. Enjuaga con agua fría.

 Fresas

Por último hay una fruta que, aunque no lo creas, mejora el blanqueamiento de las uñas. Se trata de las fresas.

  1. Mezcla en un tazón 5 fresas y añade una cucharada de bicarbonato a la mezcla.
  2. Frota tus uñas con la mezcla y deja reposar durante 10 minutos.
  3. Repite este proceso dos veces en semana, verás como tus uñas vuelven a tener su blanco natural.

¿Conoces algún otro truco para blanquear tus uñas?